BLOG DE MASCOTAS

Como tratar a un perro nervioso

 

Muchas cosas pueden poner nervioso a un perro, como un ruido fuerte o la lluvia, en muchas ocasiones los juegos de pólvora, un trueno o cualquier situación que los haga sentir en riesgo. Pero existen perros que por la sobreprotección de sus amos o por la forma en que fueron criados sufren de un nerviosismo más elevado, es por esto que debemos identificar si nuestra mascota tiene estos síntomas extremos y cómo hacer para ayudarlos.

Otro síntoma de estrés o ansiedad puede ser babear, esto puede ser por distintas causas en los perros, pero una de ellas es el estrés y el nerviosismo. Cuando un perro babea por estrés o por nerviosismo, normalmente su lenguaje corporal acompañará la situación pueden temblar y a la vez tener las orejas agachadas, por ejemplo.

Una de las cosas más comunes y que nos dicen con toda seguridad que nuestro perro pasa por una crisis de estas es temblar y agitar su cuerpo es un signo universal de miedo, pero en los perros, temblar también puede indicar estrés, ansiedad o simple nerviosismo.

Muchas veces vemos que nuestro perro se comparta extraño y diferente o hasta reacciona agresivo sin motivo, para esto es importante entender el lenguaje corporal de los perros es importante para llegar a saber si un perro está tranquilo o por el contrario siente ansiedad o estrés. Si logramos identificarlos a tiempo, nos ahorraremos muchos problemas.

Moverse de un lado hacia otro y hacerlo de forma repetitiva también es otro signo de que nuestro perro sufre de ansiedad, Es un síntoma de ansiedad y nerviosismo que puede estar causado por muchas cosas. Una de ellas es la falta de paseos diarios, ejercicio y de retos mentales que calman a los perros, y les proporcionan un estado de calma. Lo importante es identificar el problema y acudir al veterinario, hoy en día existen muchos métodos para ayudar a estos estados de estrés.