BLOG DE MASCOTAS

Enfermedades psicológicas en los perros

Uno de los mayores problemas que puede sufrir un perro son las enfermedades psicológicas, ya que estas se caracterizan por ser muy difíciles de tratar y muchas veces el dueño no se da cuenta, pero es muy importante tomar nota y ver el comportamiento de nuestra mascota ya que una enfermedad psicológica es igual de grave y delicada que una enfermedad física.

Una de las enfermedades mentales o psicológicas más comunes en los perros es la depresión, muchas veces por tanto tiempo solos sin cariño ni atenciones, por la falta de diversión o paseos los perros se deprimen, debemos evitar a toda costa que esto suceda. Los perros necesitan salir, correr y pasar tiempo con su familia, ellos necesitan de mucha atención.

Alguno de los síntomas más comunes son que duermen muchas horas más de lo común, no realiza ninguna actividad física, o puede sentir ningún tipo de placer, empieza a lamerse compulsivamente, lo cual puede ser sumamente dañino para su salud, ya que puede generar dolorosas lesiones como el granuloma acral.

La fobia es otra de las enfermedades más comunes, las fobias en el perro nacen del miedo extremo a un ente o hecho en particular, generalmente generado por traumas de situaciones pasadas que le dejaron una terrible experiencia. En la mayoría de los casos es por ruidos fuertes como un petardo, disparos o los truenos, ya que al contar con una capacidad auditiva muy superior a la nuestra.

El maltrato animal también suele ser una de los más comunes, ya que, al haber sido violentado por su dueño o alguna persona, responderá inconscientemente ante el contacto físico. Un animal maltratado siempre será agresivo y temeroso, lo mejor que podemos hacer es tratarlo con amor y que poco a poco se gane nuestra confianza.

También está la ansiedad por separación es una angustia extrema que sufre tu canino cuando lo dejas solo, debido a la poca confianza que tiene consigo mismo, además de un muy alto nivel de dependencia que desarrolla el can con su dueño. Debemos criar perros dependientes y seguros, sabemos que dependen de nosotros, pero no en casos extremos.